Sinopsis


Ioannes el pequeño de cinco hermanos, muere trágicamente a causa de una enfermedad despiadada que en un mes reduce toda perspectiva de un buen pronóstico.

La historia se desarrolla en el Cielo al reencontrarse con los suyos. Cuando llega a su “destino” le recibe y guía su primo Balta –fallecido tiempo atrás-, que viste de un blanco impoluto. Le explica que la muerte no esta tan mal y que “aquí somos lo que queríamos ser en la Tierra”

Asistimos así a una explicación minuciosa e incluso mecanicista de cómo funciona el Cielo. Cada uno rejuvenece hasta que se siente bien, los espacios se proyectan sobre la nada, se recrean los rincones favoritos.

En esa escuela que es la añoranza, cada uno de los suyos busaca la forma de sobreponerse. Beatriu Mar se refugia en un relato que comienza como un ejercicio de consuelo, y se convierte en el modo de perpetuar a todos la alegría que desprendía el pequeño de los Marcuello.

Una serie de peripecias y andanzas por sus orígenes, tienden a animar la tónica jocosa del libro. A pesar de un lado fantástico, hay una conexión con la realidad a través de unas cartas. A modo de “flashback” provoca las incursiones reales de su pasado reciente. Las cartas demuestran lo que representó para cada uno de ellos. Destacando el hecho que fuera homosexual, conquistando por su simpatía a cuantos dejo atrás y a cuantos se encontraron con él. El dolor queda siempre solapado, por el tono bromista con que se le describe.

“Kendapiu” posee una carga poética notable. El tono festivo se alterna con pasajes más profundos. Recoge emociones, disparates y la felicidad con que vivió la vida.

martes, 8 de marzo de 2011

Torres de Berrellén (Zaragoza)


   

video                                                          
Encuentros con el autor
El pasado 26 de febrero tuvo lugar la presentación en Torres de Berrellén de "Kendapiu".
video




Como siempre un goce el reencuentro y desde luego un verdadero placer conocer a su Alcaldesa Dña. Merceces Trébol y al Segundo Teniente Alcalde D. José Angel Miramón.
video





Cuando todo es preparado con tanto mimo, como lo ha realizado su concejal de cultura, resulta fácil.
Siempre esperas poder transmitir el interés y la motivación con que llevas a cabo las cosas. "Kendapiu" es un trocito de la evocación, apología de la amistad, del recuerdo, de lo mucho que amaron la vida: Ioannes, Gonzalo, Joaquín, Idelfonso, Mauricía, Paca, Presen, etc. Algunos de los protagonistas han caminado codo a codo entre vosotros, entre vuestras calles que también fueron las suyas. Familiares, amigos, aquellos a los que admirasteis, que compartieron un sinfín de momentos.


video

     Las calles de Torres son cómplices de demasiadas remembranzas; sus farolas, sus fachadas, el comercio de Ca la Matuta, sus casas. El viento del Montcayo, atrae un tiempo dormido, a pesar de solapar vivencias y costumbres; hallé propia la esencia que enamoró a mi hermano aquel verano que paso allí. Siempre surgida de entre un pensamiento dulce, mi infancia, la adolescencia… los míos, mis raíces, mi otro lado como Marcuello, el complemento, la parte no dictada, el genio, la fortaleza.
Gracias por dedicarme vuestro tiempo, la amistad y el talante, que como buenos aragoneses habéis dispuesto una vez más honor a lo que os precede: simpatía, generosidad y sobre todo nobleza

video       Gracias a:
-Mercedes por oficiar con tanto cariño el evento en tan maravillosa sala de actos.
-José Ángel por coordinar, hacer fácil desde el primer instante la presentación, por llegar a todos los detalles. A su desparpajo y su simpatía.
-Ángeles del Alpi, que ha puesto su establecimiento a mi servicio; que sepáis que allí podéis acudir si necesitáis un ejemplar de “Kendapiu”
-Ana Cris, Gonzalo, Arturo, Yoli: por ser mis manos, mis ojos, mi boca y las ganas de que todo saliera bien. Por las lecturas y por la merienda.
-Mariángel Serrano por honrarme con su presencia y por la dedicatoria de su libro "REGRESO AL AYER. Hechos y dichos de Torres de Berrellén"
-Mi hermana, a Edú, a Loli. A mis padres, a Félix.
los familiares de Zaragoza, a los amigos, a los conocidos… en definitiva a los asistentes.
-Yoya, por diseñarme tan bonita almilla.
-Izhar, por ejercer de fotógrafo e informático.
-Y Ahirà, por filmar el encuentro que ha sus 10 años ya apunta maneras de director de cine.